Os ayudamos a preparar un postre muy típico de la Semana Santa: Los pestiños

0
936

 

¡Hola de nuevo a todos! Queda algo menos de un mes para que llegue la Semana Santa y por ello os traemos una receta muy típica para esas fechas, los pestiños. El pestiño es un dulce originario de Andalucía, pero es tan famoso que hoy en día se conoce en todos los puntos de España.

A continuación, os contamos los ingredientes que necesitáis para elaborar este delicioso plato. El tiempo de elaboración es de 20 a 40 minutos por lo que ¡es muy fácil de hacer y estamos seguros de que os va a encantar!

Ingredientes:

300 gramos de harina de trigo de fuerza

100 mililitros de vino blanco

100 gramos de miel

15 gramos de anís en grano

Dos rodajas de cáscara de limón

400 militros de aceite de oliva virgen extra

100 mililitros de agua

50 gramos de azúcar en polvo

15 gramos de semillas de sésamo tostadas

Media cucharadita de sal

 

– Lo primero de todo es calentar 100 mililitros de aceite de oliva con la cáscara de limón. Una vez que esté dorada, deberemos apagar el fuego y echar las semillas de sésamo y el anís en el aceite caliente. Cuando el aceite esté tibio, lo mezclaremos con el vino dulce, si es Jerez nos saldrá aún más bueno.

– Una vez esté todo listo, será el momento de mezclar la harina con la sal en un bol. A continuación, echaremos el aceite anteriormente aromatizado en el mismo bol y batiremos todo hasta que la masa se desprenda de las paredes de este. Para finalizar este paso, tendremos que cubrir el recipiente con un paño y dejar que repose durante media hora.

– Pasada la media hora, extenderemos la masa, en una superficie plana, utilizando un rodillo. Os recomendamos dejar 3 milímetros más o menos de espesor. Ahora es el momento de cortar la masa, para ello necesitamos hacer cortes rectangulares de 8 cm de largo por 4 de ancho, aunque no hay que ser tan estricto, pero sí que deberemos darles forma de lacito, que es la forma característica de los pestiños.

– Ya tenemos los pestiños ¡pero todavía queda cocinarlos! Para ello conviene calentar 300 mililitros de aceite de oliva en una sartén y freírlos hasta que estén dorados. Cuando terminemos, retiraremos los pestiños y los pondremos a escurrir.

– ¡Ya va quedando menos para saborear este gran postre! El penúltimo paso consiste en verter la miel y el agua en un cazo, calentando la mezcla unos minutos. Después pasaremos los pestiños por el almíbar y colocaremos todo en una fuente.

– Por último, espolvorearemos el azúcar por encima y… ¡Voilà! Ya tenemos listo este platazo tan típico de Semana Santa.

Esperamos que os salga tan estupendo como a nosotros. Ya nos contaréis que tal ha ido el proceso.

¡Hasta el siguiente post!