Descubrimos el Palmeral de Elche, uno de los lugares más atractivos de la ciudad

0
1039

¡Hola de nuevo a todos! Hoy os queremos presentar un paraje que fue declarado Patrimonio de la Humanidad hace 17 años. Se encuentra en Elche y es el elemento más característico de esta ciudad. Hablamos del Palmeral.

Este precioso paraje está formado por 200.000 palmeras, con una extensión de 500 hectáreas y se sitúa en el centro de la ciudad. Es el palmeral más grande de Europa y está configurado en parcelas, ya que el Palmeral es una plantación con fines agrarios, y por eso se las denomina huertos.

Su origen se remonta a la época de la ocupación musulmana, en el siglo VIII, cuando se fundó Elche. Tal era la expectación que provocaba esta plantación que ya en la Edad Media se comenzaron a implantar leyes para protegerla. Fue Jaime I quien evitó, en 1265, la destrucción de este precioso parque al estar asociado con el imperio musulmán.

Para poder aprovechar al máximo la visita, os recomendamos realizar la ruta del Palmeral, cuyo inicio y final se encuentran en el Huerto de San Placido, donde se ubica el Museo del Palmeral. Dentro del museo, podremos conocer a través de videos y muchos elementos interactivos, la historia del Palmeral. Es una ruta de unos 2,5 km, muy accesible para todos aquellos que quieran conocer uno de los muchos atractivos de Elche.

Una vez que iniciamos la ruta, la principal especie que podemos encontrar es la Phoenix dactylifera, gracias a la cual podemos disfrutar de las Delicias de Elche, un exquisito plato hecho a base de dátiles, bacon y almendras.

Pero de entre todas las palmeras del parque, la que más destaca es la Palmera Imperial, llamada así como signo de admiración hacia la emperatriz Isabel de Baviera (Sissí). Esta esplendorosa palmera tiene 7 vástagos, adoptando forma de candelabro. Recientemente ha cumplido unos 165 años.

De entre todas las parcelas, las más importantes son el Parque Municipal, el Huerto de Abajo, el Huerto del Cura y el Huerto del Chocolatero.

Sin duda, una de las más conocidas es el Huerto del Cura. Este curioso nombre se debe a su propietario, el capellán José Castaño Sánchez. Este jardín posee aproximadamente unos 13.000 m² y en él no sólo podemos encontrar unas 1.000 palmeras, también descubriremos granados, azofaifos, limoneros, higueras y naranjos.

Un gran problema que supone un riesgo para este paraje, es la presencia de larvas de picudo rojo, una especie muy dañina para las palmeras, ya que se alimentan del tallo de esta planta. Afortunadamente su presencia se ha reducido gracias a un exhaustivo procedimiento de inspección y limpieza de larvas, para evitar así una mayor propagación de este insecto, pero aún queda mucho por hacer para eliminarlo completamente.

Esperamos haberos animado a visitar este maravilloso parque.

¡Hasta pronto!