Cala de Ferris. Posiblemente la mejor playa de Torrevieja

0
3084

Son muchos los rincones de Torrevieja que han quedado y quedarán fotografiados para la eternidad de todas y cada una de las personas que visitan esta bella ciudad alicantina: el Parque Natural de La Mata, las Salinas de Torrevieja, la Torre del Moro, el Dique de Levante, el Parque del Molino del Agua, la fachada principal o el interior de algunas de las salas del Casino de Torrevieja son tan sólo algunas de ellas.

En esta ocasión nos vamos a referir a una imagen que por su naturaleza, belleza y cercanía al Mar Mediterráneo brilla con luz propia. Estamos hablando de la playa cala de Ferris.

La playa-cala de Ferris está situada al sur de la ciudad de Torrevieja. Linda con las playas de Punta Prima del término municipal de Orihuela Costa. La playa de Ferris, de mar abierto, se caracteriza por la tranquilidad de sus aguas que son limpias, transparentes y cristalinas. La arena de su orilla es dorada, fina y limpia mientras que en el interior del agua se mezcla con pequeños cantos rodados.

Se trata de una playa rodeada de pequeños acantilados y calas, alejada tanto del núcleo urbano como de las numerosas urbanizaciones costeras y colindantes. Destaca, además, porque está rodeada de numerosas palmerales, dunas, abundante vegetación y fauna. Los trinos de jilgueros, verderones, verdecillos, estorninos y gorriones nos acompañan en nuestros momentos de relax junto al mar. Sus cantos se entremezclan con el ir y venir de las olas. Tórtolas, palomas mensajeras, cotorras y palomas torcaces acuden a la vegetación que crece en los campos de Ferris para obtener de palmeras, árboles y plantas su alimento diario.

El hecho de estar rodeada de pequeños acantilados así como la distancia que le separa del resto de playas de Torrevieja, de mayor densidad de ocupación, permiten a la playa de Ferris albergar mayor cantidad y diversidad de especies marinas. La profundidad de sus aguas así como su limpieza nos invitan a sumergirnos en ellas para bucear, pescar o simplemente observar la naturaleza marina en estado puro.

Definitivamente, se trata de un rincón torrevejense de especial interés para toda aquella persona que necesita del relax y la relajación, que busca en el horizonte del Mar Mediterráneo momentos de inspiración, sosiego, quietud, tranquilidad y serenidad.