Comenzamos un apasionante recorrido por las principales playas del Mar Mediterráneo. Primera parada: la playa de El Moncayo de Guardamar del Segura

0
2467

El próximo 21 de junio comenzará oficialmente el verano. Desde ese mismo momento y hasta el 20 de septiembre tendremos 92 días de diversión. Porque ya sabemos que en España, y principalmente en las zonas más cercanas al Mar Mediterráneo, el sol, la buena temperatura y el clima suave y agradable son casi una constante de la que podemos disfrutar prácticamente 365 días al año.

Ese día iniciaremos una divertida aventura veraniega que nos llevará a recorrer y conocer los rincones más exóticos que nos depara el Mar Mediterráneo. Nuestro objetivo es visitar las principales playas y calas del Mar Mediterráneo, especialmente de la Costa Blanca, Costa Cálida y Costa de Almería. Hasta entonces vamos a ir descubriendo las playas sugeridas por nuestros amigos y seguidores. ¿Quieres contarnos cuál es la tuya? Escríbenos a info@quieroplaya.com

Elena es una joven estudiante rusa. Vive en Guardamar del Segura (Alicante) desde hace seis años. De los más de 11 kilómetros de playas, dunas y puertos con los que cuenta este municipio alicantino, su favorita es la Playa del Campo, también conocida como El Moncayo, Campomar o playa del Campico de Guardamar.

22. Playas_de_Guardamar (1) - copia

Entre los motivos que le llevan a esta elección, destaca que sea una playa abierta, rodeada de pinadas y dunas de arena fina y dorada, así como el hecho de que esté alejada del núcleo urbano. No obstante, agradece que se pueda acceder hasta sus cercanos aparcamientos y que incluso haya servicio de autobús desde Guardamar.

Prácticamente a primera hora, con los primeros rayos del sol, Elena es de las que pasea en verano por la orilla de la playa más de dos horas. Desde su casa, ubicada junto a la desembocadura del Río Segura, baja a la playa y empieza a andar. Hay días que llega hasta La Mata para visitar a su amiga Mª Teresa, que vive en el Residencial Aqua Nature. Allí repone energías, comparten desayuno y toman un baño relajante en la amplia piscina. Luego retoma el camino rumbo a su playa favorita.

No son las únicas características que Elena destaca pues El Moncayo cuenta con varios chiringuitos de playa, uno de ellos incluso dispone de tumbonas y camas al más puro estilo chill out, en las que disfruta de la brisa del mar, refrescantes ensaladas, comidas saludables y nutrientes batidos naturales y cocteles. Y todo ello lo hace sin perder de vista el horizonte y las limpias aguas del Mar Mediterráneo.