Trucos para aprovechar mejor el espacio de tus armarios

0
1918

Consejos para dar más cabida a armarios, cajoneras, cajones y estanterías

¿Eres de los que vives en una casa relativamente pequeña y te gusta conservar todo tipo de ropas, zapatos y recuerdos? Si tus dos respuestas han sido afirmativas, debes conocer determinados trucos y consejos para aprovechar al máximo el espacio de tus armarios y cajones.

41_Armarios_Medterranean_Garden_4
Básicamente necesitas
– Conocer los espacios disponibles: habitaciones, armarios, cajoneras, estanterías…
– Preguntarte ¿qué necesito guardar? ¿Puedo reciclar, donar o revender algo de lo que no utilice?
– Ser ordenado a la hora de clasificar y guardar las cosas. Porque te ayudará a encontrarlo antes en el momento en que lo necesites.
– Debes tener en cuenta, además, que quizás necesites destinar parte de tu presupuesto a adquirir más armarios, cajoneras o cajas, para almacenar tus pertenencias. Aunque también puedes ser tú quien los fabrique.

Armarios Medterranean Garden
Ésta debe ser la estrategia para sacar el máximo partido a los espacios
– Vacía tu armario (cajonera, cajón, caja o estantería).
– Límpialo y empieza a reorganizarlo.
– Estudia tu armario y sus dimensiones así como los objetos que vas a guardar en él. Ten en cuenta que deberás dejar espacio libre y disponible para nuevos objetos.
– Guarda y almacena sólo los objetos que vayas a necesitar y utilizar. Cambiarlos por otros, cederlos, regalarlos o incluso revenderlos puede ser una excelente estrategia para conseguir más espacio y sentirte mejor al desprenderte de esos objetos que no usas desde hace años.
– Clasifica los objetos. Aquellos que sean iguales o similares podrás apilarlos o compilarlos. Esto ganará centímetros en tu armario.
– Aquellos que utilizas menos o por temporadas, guardarlos en espacios diferentes a los más asiduos. Pon los objetos que menos uses en lugares menos accesibles.
– Hay quienes utilizan el espacio que tenemos debajo de la cama para guardar zapatos, alfombras… En realidad esto, además, almacena polvo y suciedad. Lo mejor es hacerse de cajas de almacenamiento que nos permitan clasificar y guardar los objetos. Y que al mismo tiempo favorezcan la limpieza de estos lugares que suelen ser incómodos a la hora de limpiarlos.
– Puedes ayudarte de etiquetas y diferentes colores y distintivos para clasificar los productos. Te ahorrará tiempo a la hora de buscarlos.
– Y por último, para facilitar y mejorar la conservación de los productos debes protegerlos del polvo, sol, posibles humedades, insectos o mamíferos. Por ejemplo, se aconseja guardar la ropa en bolsas de plástico contra polillas y polvo. Lo mismo que los productos metálicos o de plata deben guardarse envueltos en paños de telas suaves.

Como hemos podido comprobar, limpieza, orden y pensar antes de colocar son fundamentales. ¡Ahora sólo necesitamos ponerlo en práctica!